Tiempo muerto…

Quedaba menos de un minuto para el final de partido con un 69-61 a favor del Baskonia de Dusko Ivanovic. El Fernando Buesa Arena ya festejaba el título de liga, pero Gelabale hizo subir la tensión con un triple escorado. El Baskonia empezó a precipitarse, estaban nerviosos. Scola falló a aro pasado. Se lamenta. Entretanto, en la otra canasta, Hamilton colocaba el 69-66 en el marcador. Los locales perdieron la posesión en la salida de la presión tras el saque de fondo. Sonko falló el primer tiro, pero logra meter el segundo a muy poco del final. Entonces sí, el Fernando Buesa se silenció.

Con todo, la final estaba todavía de cara para el TAU. Solo faltaban 14 segundos para que terminara el último partido de la final de la ACB de la temporada 2004/05. Los hombres de Dusko Ivanovic pelearon hasta el final. Capaces de dar la vuelta a una renta madridista de once puntos y con un juego arrollador. Fue entonces cuando el más joven del quinteto titular, Tiago Splitter, no fue capaz de encontrar a ningún compañero libre de marca en el saque y perdió el balón. Error fatal.

Dusko no lo podía creer, no paraba de echarse las manos a la cabeza. Había remado demasiado como para que se le escapara todo en los últimos segundos. Por su parte Sonko se secó las manos con una toalla y a continuación agarró con ímpetu el balón que le ofreció el árbitro. Parecía descolocado, cada jugador madridista estaba cubierto por otro jugador del Tau. Logró encontrar un hueco.

Fotsis recibió un pase bombeado de Sonko y pasó rápido a Alberto Herreros. Este dio el balón a Hamilton, que amagó y terminó devolviendo el pase a Alberto a 7 segundos del final del partido. La increíble mecánica de Alberto le permite ejecutar un triple que dio la victoria al Real Madrid a falta de 6’4 segundos para el final. A la desesperada el Tau inició el ataque de la mano de un joven Calderón, que recibió un tapón en su intento de canasta.

Mecánica Natural

Con ese tiro Alberto Herreros hizo su último servicio al club de su vida. Tenía 36 años. Durante toda su carrera presumió de una técnica de tiro privilegiada. Una mecánica natural de lanzamiento; suavidad en el agarre del balón, pequeño salto y movimien
to estilizado en el tiro. En sus años de juvenil le acompaño y no la cambio al llegar a la élite. Mantuvo su disparo tanto en el Estudiantes y Real Madrid.Alberto Herreros 1

Herreros es gracias a ella el líder histórico en triples anotados de la ACB con 1.233 y 1’89 por partido. A eso hay que sumar un palmarés nada despreciable: 2 Liga ACB, 1 Copa del Rey y 1Recopa.

Su bagaje en la Selección Española también es ejemplar. Consiguió dos medallas de plata en lo Europeos de 1999 y 2003 y la participación de los Juegos Olímpicos de Sidney y Atenas. Alberto Herreros estuvo al servicio de la selección un total de 159 partidos internacionales.

Tras retirarse pasó a incorporarse a la sección de baloncesto del Real Madrid, donde sigue compartiendo su sabiduría y experiencia con los jóvenes. Todos los aficionados al baloncesto lo recordarán por su última jugada. Una despedida a lo Jordan que dio al Madrid una liga. Un tiro con nombre propio: el triple de Alberto Herreros.

Send this to a friend

[responsivevoice voice="Spanish Female" buttontext="Escuchar"] A button to read only the text surrounded by these shortcodes. [/responsivevoice]