Nota: La siguiente playlist incluye todas las canciones mostradas en este artículo. Se recomienda su escucha mientras se lee.

Siempre está pendiente. Una vida entera de ventaja y a la mínima que te despistas, aparece y te da el golpe definitivo. Hay personas que se alegran de que ese hecho le ocurra a otra persona. Hay gente que solloza desconsoladamente. A todo el mundo le llega su hora. La muerte es la observadora total de nuestros actos. Incluso es también motivo de oda, de partitura, de canción.

Los sueños como personificación de la muerte

Hay artistas, que han detallado a la muerte como una compañera de fatigas. En otras ocasiones, la dama oscura ha sido símbolo de inspiración por sucesos extraños acontecidos en una habitación. Este hecho, por ejemplo,  fue el que motivó una de las canciones más laureadas del rock argentino.

En 1969, Charly García, integrante del grupo Sui Generis junto a Nito Mestre, se encontraba en el hospital mientras cumplía con su servicio militar. A García lo habían internado en el hospital para confirmar si era apto de cumplir el servicio. A principios del mismo año, Charly ingirió una gran cantidad de medicamentos y pastillas con un objetivo claro: la ansiada vuelta a casa. La negativa de su marcha le sentó como una jarra de agua fría. Pronto cayó en un profundo sueño debido a la gran cantidad de medicamentos ingeridos, y en ese mismo sueño sintió la presencia de la muerte dentro de la habitación.

Como si se encontrara cara a cara con ella, Charly yacía tranquilo. Cuando despertó del profundo sueño, García se levantó rápidamente y tomó un lápiz y una hoja de papel. Empezó a relatar una nota con una petición clara: «te suplico que me avises si me vienes a buscar, no es porque te tenga miedo, sólo me quiero arreglar». ‘Canción para mi muerte’ se convirtió en uno de los bombazos del disco Vida, y en una de las mejores canciones del rock argentino.

Charly García y Nito Mestre.

Charly García y Nito Mestre.

En 1985 el grupo madrileño Obús, lanzó su popular disco Pega con fuerza, donde se incluía la canción ‘Te visitará la muerte’. En dicha canción el cantante Fortu Sánchez relata su encuentro con la parca, que como una dama le acoge en su seno, le besa y hace que la sienta. Al final del tema, se reconoce que todo era una historia de ciencia ficción, no sin antes dejar un mensaje claro: vivir al máximo.

La misma premisa que la canción de Obús sigue ‘De mi muerte’, del rapero venezolano Canserbero. Incluido en su disco Muerte, el fallecido rapero relata una historia donde un hombre ebrio cae en un sueño profundo. En el sueño, un anciano le empieza a dar lecciones de vida, consejos que debería tener cuenta y los cuales debería compartir con los demás seres vivos. En un giro dramático de los acontecimientos, el protagonista no podrá compartir las lecciones del anciano pues en realidad no estaba soñando, realmente estaba muerto.

Lo hice a mi manera

Escribir a la muerte como quien escribe a su futuro. Relatar lo que ha sucedido a lo largo de tu vida, o de lo que tiene que acontecer en breves instantes. Bien sabía Johnny Cash que su hora estaba llegando. Meses antes de su deceso, Cash grabó más de 50 canciones que dieron como resultado dos discos excelentes. El álbum American VI: Ain’t not grave cierra el compendio de todas esas canciones, dejando como despedida del álbum la cancion ‘Ain’t not grave (Can’t Hold This Body Down)’. En dicha canción, Cash relata los sentimientos que tiene acerca de su pronta muerte.

Johnny Cash en una de sus últimas actuaciones

Johnny Cash en una de sus últimas actuaciones

Pero si hay una sola canción que brille con fuerza en escribir a la muerte, esa sin duda alguna es la archiconocida ‘My way’, popularizada por Frank Sinatra. La declaración de principios de un hombre cercano a la muerte. El relato de cómo ha vivido su vida el protagonista de la canción. Un anciano que mira satisfecho su recorrido, que lo afronta con decisión mientras se lo relata a un amigo. En ella se encuentra un hombre fuerte, orgulloso de ser él mismo y con las ideas muy claras. Es el ejemplo perfecto para hablar de la muerte inminente, una canción en la que se repasan penas, alegrías y tristezas. La magia de la tragicomedia que es la vida.

Dedicación

La parte más habitual de hablar de muerte en canciones, tiene que ver con la dedicación a otra persona. Es un mundo extenso donde hay un buen número de canciones que se dediquen a la memoria de aquel ser que se abrazó a la parca. O incluso a aquel colectivo de personas que perdieron la vida en una guerra o en algún atentado. En 2009, el grupo de rock español Barricada, rindió homenaje a las víctimas del franquismo durante la Guerra Civil Española. Aquel disco fue llamado La tierra está sorda. También Marwan dedicó una canción a las víctimas del 11-S que tituló ‘Jueves 7:36 que relata de manera dura su visión sobre el ataque terrorista perpetrado en Madrid.

"<yoastmark

La dedicación a esa persona que se ha ido para siempre también forma parte del mundo de la canción. En ‘Here Today’, Paul McCartney dedica unos versos a su relación con John Lennon, después de que fuera asesinado en Nueva York. En esta canción se ve la emotividad que siente el artista al cantarla. En una exhibición en Amoeba Records, los aplausos del público ayudan a Paul a calmar el llanto por el recuerdo de un amigo con el que tuvo sus más y sus menos.

Las dedicaciones son extensas: la muerte de un músico, la de un familiar o la de un amigo pueden ser algunas de las causas de inspiración. Lo que está claro es que el artista acude a la composición  para paliar ese dolor. La muerte ha demostrado que también tiene su cabida en el mundo de la música, y que sin duda suele llevar consigo una carga de lo más emotiva por ir ligada al recuerdo y a la añoranza.

Send this to a friend

[responsivevoice voice="Spanish Female" buttontext="Escuchar"] A button to read only the text surrounded by these shortcodes. [/responsivevoice]