Puede que el nombre de Sergio Albarracín suene a desconocido en el mundo del rap español, pero cuando hablamos de Elphomega hay un gran público detrás que sabe de qué persona estamos hablando. Malagueño, amante de los cómics y un apasionado del mundo del cine. Elphomega nos concede una entrevista para hablar con él de su música y de su nuevo álbum llamado “Nebuloso”.

01-photo-alvaro-manof

“Nebuloso” es tu nuevo disco, ¿qué quieres contar con él?

Al igual que siempre, mostrar como soy y como pienso en un momento justo de mi vida. Es un álbum más existencial y reflexivo justo por eso, es la consecuencia del bagaje vital y emocional que he arrastrado durante los cinco años de su elaboración.

Es decir, ha sido un parto duro. ¿Qué es lo que más te ha costado para lanzar el álbum tras cinco años desde “Phantom Pop”?

Bregar con mi maldita autoexigencia. Podría haber soltado fácil un álbum dos años después de “Phantom Pop”, pero sentía que iba a ser una prolongación de éste, y no busco esa continuidad en los discos, siempre estoy tratando de desarrollar alguna evolución, coherente y que a la vez signifique un salto sustancial tanto en la forma como en el fondo. Quizás lo consiga, quizás no, pero esa es mi intención, sorprender y no repetirme. Eso no se puede forzar de cualquier manera.

Se podría decir entonces que “Phantom Pop” o “Testimonio Libra” no tiene nada que ver con Nebuloso, ¿no? ¿Cómo se te ocurre el nombre del disco?

Bueno, eso es algo que yo mismo me planteaba durante la creación del disco, ¿Cuánto hay de cada trabajo anterior en el nuevo álbum? Y mi conclusión es que hay algo en esencia de cada uno de ellos en “Nebuloso”, especialmente de “El testimonio Libra” y “Phantom Pop”. Creo que la evolución lógica de mi música se vertebra también en ese aspecto, cada disco es un ladrillo más en mi sonido, eso me hace recopilar formas y conceptos que voy sumando luego a las nuevas maneras del siguiente. El título lo tengo desde casi el principio, en cuanto supe el tono y la atmósfera que quería trabajar para estas canciones.

¿Has sentido en algún momento la presión por culpa del hype de tu público?

Claro, es inevitable. Supongo que parte de la autoexigencia que te comentaba también nace de ahí. Sabía que no bastaba con hacer un disco que cumpliera el expediente, no es lo mío.

Me ha llamado especialmente la atención el tema ‘Hombre en el hielo’. Es una canción que tiene mucha declaración de principios pero me gustaría hacer hincapié en la parte de: Mojarme las piernas no me asusta ya, lo oscuro de su fondo, eso me asusta más. ¿de qué tiene miedo Elphomega?

Perder a las personas que me importan es lo que más me asusta, lo único que me paraliza realmente. Todas esas otras mierdas con las que luchamos cada día por dudas o inseguridades… la mayoría de esas estupideces que nos creamos o nos meten en la cabeza son completamente salvables.

En ‘Ponle Soda’ se hace la pregunta de si hay más del personaje (intuyo que Elphomega) o de Sergio. ¿Cuál es la respuesta? ¿Son dos personajes totalmente diferentes el artista y la persona con la que tienes confianza?

Yo no lo siento así, ni de lejos. Es una línea dirigida a la visión que se pueda tener desde fuera. Es una pregunta al oyente, no soy yo en la canción el que da la respuesta. Quiero decir, pregunto al oyente si él ve diferencia entre el artista y la persona.

A la hora de escribir un tema, ¿no has sentido alguna vez que la gente no te puede entender por la importancia que le das al cine o a los cómics en tus temas?

Siempre me ha dado completamente igual, la verdad. La gente siente canciones en idiomas que no entiende, ¿Cuál es la diferencia? Yo hablo lo mío, el que quiera entrar es bienvenido, el que no conozca y quiera conocer se preocupará en conocer. Each One, Teach One.

¿Tienes alguna inspiración fuerte a la hora de escribir? ¿Y del estilo de rapear?

Supongo que sí, uno pasa por etapas donde se influencia de aquí y de allá… es inevitable. Lo que hablamos antes, si me funciona lo asimilo y lo hago mío en la medida que mejor me parezca. ‘Sol de sábado, lluvia de domingo’ es una canción muy influenciada por la música de Nick Drake, artista al que escuchaba mucho en ese momento, por poner un ejemplo.02-photo-alvaro-manof

Como sabrás, Rafael Lechowski ha catalogado su nueva obra ‘Quarcissus’ como una ópera rap. ¿Nunca te has planteado hacer un disco conceptual que cuente una historia?

Dios, no. Si tuviera tanto que contar creo que escribiría un libro, me parece un formato más apropiado para eso. O filmaría una película. Nunca eso.

¿Te preocupa que el rap no suene con frecuencia en la radio? ¿Estamos educando el oído de la gente con música comercial únicamente discriminando otros géneros?

Bueno, son empresas que hacen lo que les reporta más beneficio, ceban a los oyentes como si fueran patos dentro de una industria que es solo eso, un negocio, como el del foie. Por desgracia o por fortuna, con internet la radio ya no tiene el monopolio de la difusión musical y toda la música está en la red para quien quiera acercarse a ella.

¿Son entonces los anuncios de las plataformas digitales los que se encargan ahora de eso?

Es eso justo, han sustituido a las radios y a los sellos discográficos. Por suerte, si tienes un mínimo de interés puedes acceder a música situada por los propios artistas en internet al margen de esas plataformas.

Hace algún tiempo comentaste que no seguías mucho la escena del rap en su faceta más musical, ¿sigues así o ha cambiado tu perspectiva?

Puede ser que sí, que en ese tiempo no me interesara demasiado lo que oía.. No estoy superinformado pero tampoco dejo de seguir la pista a artistas que me atraen. Y creo que de unos años hacia acá se ha animado la cosa con gente fresca que ha aportado chicha a la escena hip hop, que buena falta hacía. Lo del relevo generacional que tanta gente esperaba.

¿Se puede vivir de la música?¿Qué impedimentos has experimentado para salir adelante?

Yo vivo de la música y de más cosas. O eso intento. Creo que quizás yo sea mi mayor impedimento para salir adelante, pienso que lo mismo tendría que hacer música enfocada a chavales de 15 años en todas sus formas, digo yo. Un poquito de rebeldía panfletaria por aquí, un poquito de ragga social y alegre por allá, un poquito de alma de poeta torturado y con conciencia… Toda esa puta mierda. Yo que sé. Pero eso no va a pasar nunca. Ya te digo que no va a pasar nunca.

¿Has pensado en tirar la toalla y decir “lo dejo y me dedico a otra cosa”?

Mientras trabajaba en este disco, continuamente. Pero sigo disfrutando pese a todo, así que no sé lo que pasará en el futuro.

Un libro, un disco y una película:
El libro recomiendo ‘El día de los trífidos’ de John Wyndham, el disco ‘Rituals’ de Other Lives, y una película ‘Ópera Prima’ de Fernando Trueba.

03-photo-nouvelle-playa-min2

Send this to a friend

[responsivevoice voice="Spanish Female" buttontext="Escuchar"] A button to read only the text surrounded by these shortcodes. [/responsivevoice]