Francisco Daniel Medina (Málaga, 1975) ha publicado las novelas Un mundo sin cuentos (1999), con la que obtiene el Premio de Narrativa Andalucía Joven, Cuando las luces de la ciudad se apaguen (2005), La extravagancia (2016) y el poemario El arte de derribar aviones (2013). Una larga trayectoria a la que se suma Las detonaciones (2017), editado por la editorial Endymion.

El poder de las palabras es capaz de mover montañas o de hacer creyente al que no ha creído nunca en nada o en nadie. Francisco Medina ha tomado la pluma para hacer cosquillas al lector y decirle que la palabra, igual que daña, también cura. Las detonaciones es esa palabra justa y certera. La belleza radica muchas veces en lo sencillo y en lo simple de la vida. Versos que han sido encontrados en lo más común. Poesía de lo que no se ve porque se ha tenido siempre.

Literatura libro Las detonaciones Francisco Daniel Medina

Portada de Las detonaciones.

Un arma de doble filo

La poesía florece en las manos de Francisco Medina y la mira como la flor más delicada y hermosa del jardín. La poesía nace del sentimiento. El sentir del poeta construye el verso, hace la estrofa y te hace poesía. La palabra es un arma de doble filo. A veces es un cuchillo de plástico que no corta, que no hiere. Sin embargo, cuando sabe herir, el dolor es punzante. Y así es como se abre el libro al lector.

«La Tala» encadena versos cortos donde la relación de poeta-poesía-poema queda clara. El poema como herida, como sangre, como representación del poeta. El poeta que se esconde detrás de las palabras para ser visto por todos.

 «Llega impuntual

el poeta a su entierro

a tumba abierta.»

Fragmento del  poema «La Tala»

El avance

La obra entera, en su conjunto de versos, propone al lector una lectura existencialista. El autor se debate en la mayoría de los versos sobre el destino del ser humano. Si la poesía avanza, si la tecnología avanza, ¿no debería el ser humano avanzar con ellas?

«El amor aspira a ser perfecto,

casi cósmico. Nuestros corazones,

en cambio, avanzan igual de lentos.»

Fragmento del poema «Diagnóstico»

Y así, el ser humano es concebido como algo imperfecto que destruye todo lo que ama. Los sentimientos son grandes motores que aceleran los peores actos de la humanidad. El autor se reafirma y escribe que se debe aprender del error.

Vivir entre las ruinas no es una vida. El poeta no tiene que sobrevivir. La voz no debe de ser un eco ni los recuerdos la ropa de abrigo con la que calentarse cuando llega el frío.

El sentimiento

Y precisamente, el gran error es que nunca han enseñado a quererse a uno mismo, a querer a la vida y aprender que uno mismo puede ser tan robusto y tan fuerte como la roca en la que golpean las mareas más violentas. Ser feliz es amar los defectos propios.

«Vendréis

a visitarme

y ya no necesitaré

de ningún espejo

que corrobore

mis defectos.»

Poema «Experiencia»

El autor sabe que el sentimiento es algo volátil. La felicidad dura una milésima de segundo y la tristeza puede llegar a vivir en un cuerpo una vida entera. No es oro todo lo que reluce ante los ojos:

«La felicidad guarda

un cuchillo oxidado

en el bolso. La tos

disiente. Los visados

caducan.»

Poema «Ética de lo perentorio»

Puede que ese reflejo no te guíe a tierra firme por el camino más corto. Quizá la línea recta es dar mil curvas o andar en círculos y sentirse perdido. La luz siempre ilumina y tarde o temprano tus ojos se acostumbran.

«[A

veces

el

faro

no

orienta

pero

inspira].»

Poema «El Faro»

El lenguaje de Francisco Medina es un hilo con el que coserte la herida. Las detonaciones es poesía en vena. Medicina para la vida de hoy. Un manual de instrucciones para la felicidad. Un libro de autoayuda para la rutina. La poesía sigue viva, sigue doliendo, sigue en nuestro siglo:

«Amo a la vida a pesar de su olor a prostitución. Amo

a mis amigos a pesar de su olor a prostitución. Amo

a mis padres a pesar de su olor a prostitución. Amo a

mi mujer a pesar de su olor a prostitución. Amo a la

muerte a pesar de su olor a prostitución. Me amo a

mí mismo a pesar de mi olor a prostitución.

Ato vientos. Mitifico naciones. Soy un sortilegio.

Rizo el rizo. Rezo algo que no entiendo. Amo a la

vida a pesar de su olor a prostitución.»

Las detonaciones es un paso más a lo largo de la que ya comienza a ser una extensa bibliografía creada por este autor malagueño. Un libro que busca conectar experiencias y sensaciones a través de la creación de imágenes y generación de recuerdos en el lector.

A lo largo de las páginas de este poemario pueden atisbarse retazos de vivencias, pensamientos agolpados uno detrás de otro que hacen que el lector se mire a sí mismo, que busque en su interior su yo más interno y que viaje durante todo este proceso de deconstrucción de vida y experiencia. Un poemario al que recurrir de forma asidua y revivir emociones, un rinconcito donde reencontrarse.

Send this to a friend

[responsivevoice voice="Spanish Female" buttontext="Escuchar"] A button to read only the text surrounded by these shortcodes. [/responsivevoice]